Cómo me conquistó Atlantis, el spa en la selva

Unos meses antes de visitar Palmaïa, The House of AïA, probé a hacer meditación. Con todo el estrés que acumulo en el día a día, se había vuelto algo abrumador hasta el punto de necesitar hacer algo al respecto. Así que, cuando llegué a Palmaïa ya tenía algo de conocimiento de las prácticas de mindfulness. Aun así soy totalmente nueva en el tema, aunque estoy abierta a nuevas experiencias para entender formas existenciales que me lleven a una realización más profunda y a la felicidad plena.

Durante mi visita, aproveché la oportunidad de disfrutar de una inesperada sanación en Atlantis, el spa en la selva. Lo primero que me pregunté es por qué lo llamaban una sanación. ¿Por qué hablaban de sanaciones en un spa? Bueno, después de vivir la experiencia pude comprender perfectamente por qué usaban ese término.

En Atlantis, se practica mindfulness nada más entrar por la puerta, al escuchar la cálida bienvenida del equipo y al observar y sentir el espacio natural en el que estás: al aire libre, inmerso en la naturaleza, rodeado de la ancestral selva maya, conectado con la Madre Tierra. Pasamos tanto tiempo encerrados en oficinas, casas, autos y aviones que el contraste con este fascinante espacio es inigualable. Es una burbuja de paz donde poder tomar un descanso para sanar.

La verdad es que resulta difícil elegir entre la enorme variedad de tratamientos ofrecidos por los sanadores. Sin embargo, al final me dejé llevar y expliqué lo que quería: un tratamiento detox, un facial, una sanación de chakras mediante antiguos rituales mayas y aromaterapia entre otros.

Entonces me llevaron a una habitación privada. Me quedé maravillada por la atención al detalle, por cómo las cabinas se fundían en la selva, rodeadas de cenotes y diferentes espacios de agua.

Me relajé de inmediato y respiré aliviada cuando me di cuenta de que mi sanador estaba completamente concentrado y mantenía un enfoque filosófico. Podía sentir su amor por su profesión, lo que me permitió relajarme y dejarme consentir.

En el sitio web hablan de la sensación terapéutica de la indulgencia epicúrea, porque según el filósofo Epicuro, la sensación es la base del conocimiento, y esta culmina cuando las imágenes llegan a nuestros sentidos. También planteó que la experiencia es lo único en lo que podemos confiar para obtener información del mundo exterior.

Este concepto se explica muy bien en una de las ramas del mindfulness que utiliza una técnica de observación que comienza por escucharnos a nosotros mismos. Cuando nos escuchamos, entendemos que debemos cuidarnos, que nos merecemos el placer, porque permite el equilibrio entre el trabajo y el descanso, entre la lucha y la calma, entre el cuerpo y la mente.

Meditar durante mi sanación me permitió experimentar un tratamiento mucho más profundo y efectivo; además, hizo que el recuerdo trascendiera durante mucho tiempo después. Todavía me devuelve una sensación de clara renovación.

Cuando terminó mi sesión, no me sorprendió saber que todas las sanaciones se habían realizado con productos naturales con propiedades beneficiosas, hidratantes y nutricionales, las cuales solo se encuentran en la misma naturaleza. Aprendí cómo estos recursos nos enriquecen y nos permiten alejarnos de los productos procesados tan perjudiciales.

Sin duda hay magia en Atlantis, y la experimentas en cuanto conectas con la naturaleza. Cuando renuevas tu cuerpo, energía y mente para restablecer el equilibrio, recuperas la capacidad de sentir y disfrutar hasta los placeres más simples de nuestra existencia.

Cuando regrese, definitivamente volveré a visitar este Spa en la selva que me conquistó el corazón y la mente.

Neus Tarres

Palmaïa, The House of AïA — Paseo Xaman-Ha, Lote 1, Playacar, 77710 — Playa del Carmen, Q.R. — México

Amenidades Mapa ¿Cómo podemos ayudarte?
Cerrar

El Gifting Lifestyle

Servicios incluidos en tu estancia
  • El programa Arquitectos de la vida
  • La serie Rituales del sonido
  • Desayuno, comida y cena a la carta
  • Servicio a la habitación 24 horas
  • Bar y Club de playa Eolo
  • Club comunitario Atlas
  • Bebidas premium locales e internacionales
  • Servicios de concierge y guías nómadas
  • Centro infantil y actividades inspiradas en la metodología Waldorf
  • Gimnasio en la jungla y centro de fitness
  • Bar de jugos y café saludable
  • Servicio en la piscina y playa
  • Sendero de la salud
  • Servicio de bicicletas, kayak, máscaras y esnórquel
  • Wifi de fibra óptica
  • Valet parking