Trabajar de forma remota en México desde de una suite con vistas al mar

Me encanta México y el Caribe. Desde que visité Playa del Carmen y Tulum en 1994 he regresado más de veinte veces. Las aguas azul turquesa, las playas de arena blanca y las copas verdes de la selva se funden en un ambiente relajado. Es lo mejor de México y el Caribe en un solo lugar.

Así que cuando me desperté el otro día me di cuenta de que tenía la oportunidad (y la autorización) de hacer realidad mi estilo de trabajo ideal: salir de los límites de mi departamento en la ciudad y trabajar de forma remota en una playa del Caribe durante más tiempo de lo normal (vacaciones de trabajo). Me tomó 6 meses de cuarentena darme cuenta, pero al final comprendí los beneficios de volverse un nómada digital en una época con tantas restricciones para viajar. De esa forma puedo quedarme en cualquier parte del mundo durante un largo periodo de tiempo.

 

¿Qué son las vacaciones de trabajo, estaciones de trabajo o escapadas de trabajo?

 

Normalmente consigo un equilibrio entre el trabajo y la vida familiar pasando una semana o dos de vacaciones, o buscando una excusa para alejarme del trabajo. Sin embargo, trabajar de forma remota es más fácil cuando las expectativas laborales no son tan urgentes. En el mundo actual, siempre en línea, es difícil mantenerse conectado y realizar llamadas telefónicas y videollamadas desde lugares que tienen Internet inestable o un ancho de banda bajo, lo que hace que las vacaciones de trabajo en el paraíso sean casi imposibles.

Eso era así hasta que Alex Ferri creó un nuevo tipo de enclave de playa exclusivo con el objetivo de fusionar lo mejor del estilo tropical de Tulum con las necesidades de los viajeros más exigentes y sofisticados. Palmaïa, The House of AïA, es el primer retiro de bienestar sustentable de México con suites con vistas al mar de lujo situado, sin duda alguna, en la zona más virgen de la costa de la Riviera Maya. La atmósfera relajada, la energía especial y las texturas naturales que han hecho famosa a la zona se combinan con un servicio superior, una gran atención al detalle y personalidad propia. Para hacer eso, se ha empleado una atractiva fusión de elementos arquitectónicos, diseño de interiores, naturaleza, sustentabilidad, cocina excepcional, bienestar e internet de fibra óptica de alta velocidad. Palmaïa no se siente como cualquier otro hotel de lujo en Cancún, Playa del Carmen o Tulum. Se siente como tu hogar, como tu oficina lejos de casa. Es un respiro del trabajo, sin dejar de ser un espacio donde trabajar y ser productivo.

 

Esto hace que sea posible trabajar sin interrupciones. Para profesionales como yo, que prefieren estar en sitios mejores que en su departamento mientras tienen videollamadas y reuniones de 4 a 8 horas al día, es la solución perfecta para trabajar a tiempo completo con cierta libertad y equilibrio personal. Especialmente ahora que Palmaïa ofrece una tarifa mensual para trabajar a distancia, siento que he encontrado un resquicio del paraíso para las temporadas de otoño e invierno.

 

Me gustaría aclarar que yo vivo en San Francisco y cuento con la mejor velocidad de Gigabit disponible, brindada por el proveedor más confiable de la ciudad. Sin embargo puedo decir que la conexión en Palmaïa ha sido más rápida y estable. Además, aquí la zona horaria pasa de la hora Central a la del Este, según el momento del año, dado que México no sigue el horario de verano. Esto me ha ayudado a organizarme mejor con mis llamadas y me mantiene un paso por delante de mis colegas en California, Oregon o Washington. Pero lo mejor es que estoy literalmente a 2 minutos a pie del mar, por lo que puedo nadar durante 5 minutos entre llamadas, o saltar directamente a una de las piscinas infinitas desde de mi terraza privada de la suite para despejarme.

 

¿Qué es lo mejor de trabajar de forma remota en Palmaïa?

 

Si tengo hambre, el servicio de habitaciones está disponible las 24 horas del día. Además, con la tarifa de todo incluido no hay que pagar nada extra por las bebidas premium. El restaurante principal tiene un enorme jardín al aire libre que da a la playa. Normalmente me gusta desayunar allí revisando los correos electrónicos. A veces, hablo con los huéspedes de otras mesas, las cuales guardan el distanciamiento social. Además, la brisa de la costa es tan constante que me siento extremadamente cómodo. Casi todo el enclave de playa está al aire libre, lo que lo convierte en el lugar perfecto tanto para relajarse como para trabajar.

 

La playa es enorme. El dueño construyó este lugar respetando la mayor cantidad posible de manglares naturales. Está decorada con camastros que se juntan alrededor de las formaciones rocosas naturales, y cuenta con un club de playa cubierto de estilo ibicenco con sesiones de DJ en vivo fusionadas a veces con instrumentos acústicos.

 

Una vez de vuelta en la suite, el aire acondicionado es individual para que solo respires tu propio aire, y hay ventiladores de techo para aquellos que prefieren sentir la brisa al salir del agua. Los closets de madera natural con gabinetes a medida atesoran la máquina Nespresso, la cual me ha ayudado más de una vez en las sesiones de trabajo nocturnas. También hay bocinas Bluetooth incorporadas, por lo que puedo reproducir las canciones en mi celular mientras escribo en la computadora sin interrumpir mis llamadas.

 

La cama es, sin duda, una de las más cómodas que he probado. Además, al ser un hotel nuevo, es muy probable que haya sido uno de los primeros en dormir en ella. Literalmente puedo mirar el sol desde mi cama al amanecer cuando el sol se asoma en el horizonte sobre el mar y la isla de Cozumel. A menos, eso sí, que use las persianas black-out, en cuyo caso es muy probable que duerma hasta el mediodía los fines de semana.

 

El servicio de limpieza se establece tocando el botón led verde situado dentro de la puerta, o se puede cancelar por adelantado si lo dejas en rojo. Y el servicio de lavandería está incluido, ¡lo que es una ventaja!

 

¿Qué otros beneficios tiene Palmaïa, The House of AïA?

 

Cuando cuentas con un exquisito estilo artesanal en cada detalle, terrazas con vistas al mar en cada suite, sala lounge en la playa, cócteles frescos, ritmos profundos, conexión a internet de fibra óptica, el club comunitario Atlas de estilo Soho y mucho más… ¡es realmente difícil de superar! Pero eso no es lo mejor, lo creas o no. Palmaïa ofrece el programa Arquitectos de la vida; un programa para niños inspirado en la metodología Waldorf; y probablemente la mejor comida que hayas probado en cualquier hotel del mundo.

 

El programa Arquitectos de la vida me ayuda a seguir con mi práctica de yoga, meditación, sound healings y mucho más. Las clases están incluidas en la estancia y se imparten en una hermosa terraza de madera ubicada entre los manglares y rodeada de árboles que se elevan por todas partes. Es como ser parte de un club de bienestar dirigido por guías de crecimiento y desarrollo personal. Me encanta saber que puedo hacer un trabajo todo lo profundo o superficial que quiera, porque los guías son excelentes y te ayudan en cada paso del camino.

 

La comida se compone de deliciosos y variados menús, y es asombroso que sea así en un resort. Para lograrlo, el dueño se alejó de las prácticas tradicionales y elevó la cocina a un nivel superior. Por eso, hasta los snacks más sencillos son exquisitos. Cada platillo está elaborado a mano, y los ingredientes se seleccionan cuidadosamente por su frescura y calidad, muchos de ellos de procedencia local. Con 5 tipos de estilos de cocina, es imposible aburrirse. Palmaïa, The House of AïA, pone un gran énfasis en los menús a base de plantas, aunque cuesta mucho darse cuenta de que son veganos. A eso se refieren cuando dicen que hace falta probar la alta cocina vegana para llegar a entenderla. Ya ni siquiera necesito añadir proteínas a mi dieta; sencillamente no las necesito. ¡Los platillos están riquísimos tal y como son!

 

Y por último está el programa para niños inspirado en la metodología Waldorf.  Aunque no tengo hijos, veo lo agradable que es para los padres dejar a sus pequeños en un espacio reservado y supervisado lleno de actividades y juegos creativos. Es un espacio infantil integrado diseñado por personas apasionadas por los niños. ¿Qué mejor cuando necesitas hacer hueco en la agenda para atender llamadas o para darte un chapuzón? Ah, y también hay suites familiares, para que los niños puedan tener su propia habitación y área de estudio.

 

Me doy cuenta de lo privilegiado que soy de poder trabajar en un lugar tan idílico, así que quiero compartir mi experiencia contigo y correr la voz. Este lugar mágico no será un espacio desconocido por mucho tiempo.

 

¡Esperamos verte pronto!

 

Andrea Quagliata

Director creativo

Palmaïa, The House of AïA — Paseo Xaman-Ha, Lote 1, Playacar, 77710 — Playa del Carmen, Q.R. — México

Amenidades Mapa ¿Cómo podemos ayudarte?
Cerrar

El Gifting Lifestyle

Servicios incluidos en tu estancia
  • El programa Arquitectos de la vida
  • La serie Rituales del sonido
  • Desayuno, comida y cena a la carta
  • Servicio a la habitación 24 horas
  • Bar y Club de playa Eolo
  • Club comunitario Atlas
  • Bebidas premium locales e internacionales
  • Servicios de concierge y guías nómadas
  • Centro infantil y actividades inspiradas en la metodología Waldorf
  • Gimnasio en la jungla y centro de fitness
  • Bar de jugos y café saludable
  • Servicio en la piscina y playa
  • Sendero de la salud
  • Servicio de bicicletas, kayak, máscaras y esnórquel
  • Wifi de fibra óptica
  • Valet parking