AWEN: un progresivo espacio infantil inspirado en Waldorf

Creando un mundo mejor

 

 

La creación de Palmaïa, hecha en base a prácticas sostenibles y eco-conscientes, fue impulsada por la visión y el compromiso de querer dejar un mundo mejor para las generaciones futuras, y cada detalle y aspecto del resort ha sido diseñado para mantener esta visión.

Creemos a través de los principios de inclusión y participación natural de AïA, que cada individuo es parte de nuestro colectivo y contribuye enormemente a él, independientemente de su edad, raza o género, haciendo de The House of AïA una comunidad acogedora donde los niños son considerados miembros esenciales.

Los niños buscan orientación en los adultos, pero ¿quién mejor que los niños para enseñarnos a reconectarnos con todo lo que hemos perdido en el camino hacia la edad adulta? Con su infinita curiosidad, su inocencia inherente y su pureza de corazón, se maravillan ante el mundo natural que los rodea de formas que los adultos probablemente ya hemos olvidado.

Entonces, cuando llegó el momento de definir un concepto para el club infantil de Palmaïa, fue natural que fuera un lugar donde los niños pudieran prosperar y ser nutridos siguiendo los mismos principios que nos guían. Y así es como un centro holístico para niños inspirado en Waldorf se convirtió en la elección perfecta.

 

 

El tiempo en familia se vuelve prioridad

 

El 2020 ciertamente puso nuestro mundo de cabeza, pero también nos enseñó la importancia de la unidad familiar y les ha dado a las familias una oportunidad para bajar la marcha, reagruparse y realmente detenerse y apreciar la compañía de cada uno.

Más que nunca, vemos una creciente necesidad de espacios y oportunidades para reunirse y conectarse de manera segura, no sólo como indivíduos, sino como familias enteras, espacios para descansar, desintoxicarse, sanar y recargar energía; espacios que, en lugar de ofrecer unas vacaciones ordinarias, permiten experiencias significativas y transformadoras..

Los padres que cultivan un estilo de vida consciente también comparten su visión del mundo y sus prácticas con sus hijos, por lo que comprendemos lo necesario que se vuelve el incorporar también un enfoque holístico al programa de actividades para los más pequeños. Así es como nace Awen .

Palmaïa ofrece tanto a padres como a niños sus propias experiencias holísticas, donde los adultos pueden sumergirse profundamente en el programa de crecimiento personal Arquitectos de Vida, mientras que los niños pueden disfrutar de su propio espacio y actividades en Awen.

 

Pensamiento progresivo Awen

 

Como centro infantil integral de Palmaïa, Awen es un espacio dedicado exclusivamente a la crianza de los más pequeños con un programa de actividades completamente nuevo y de vanguardia basado e inspirado en los principios de la educación Waldorf y la antroposofía, que se centra en la idea de que la espiritualidad, la moral y la creatividad de los niños necesitan tanta atención como su intelecto.

La educación Waldorf guarda el máximo respeto y aprecio por los niños, nutriéndolos para que se conviertan en adultos con grandes habilidades sociales y valores espirituales. Esta visión pedagógica toma en cuenta las diferentes etapas del desarrollo infantil, poniendo tanta atención al desarrollo psicológico y físico, como al espiritual.

Una de las primeras cosas que notarás en Awen es que es un área libre de dispositivos, una idea que puede parecer radical para algunos, pero que tiene como objetivo facilitarle al niño el regreso a su estado natural.

 

 

Laura Díaz, certificada en pedagogía Waldorf, lidera nuestro grupo de profesionales calificados en el cuidado de niños, quienes aseguran que los pequeñines tengan una experiencia óptima con diversos espacios y actividades, tanto dentro como fuera, según su grupo de edad.

El programa, diseñado para niños de 3 a 12 años, respeta sus ritmos naturales, dando tiempo y libertad para actividades como comer, dormir y jugar, mientras trabajan en el desarrollo de su voluntad a través de la participación, alimentando su curiosidad por el mundo natural y su creatividad y habilidades artísticas a través de la experimentación, todo en un entorno seguro.

Las actividades y rituales diarios se llevan a cabo con un ritmo respiratorio, practicando actividades de contención seguidas de actividades de expansión. Puedes encontrarlos horneando pan, plantando un jardín de hierbas, cantando canciones, tomando siestas, buscando tesoros, dibujando mandalas en la arena, etc. Todo esto tiene un propósito, obtener un conocimiento más profundo de sí mismos y, más adelante en la vida, tener la posibilidad de conquistar la libertad.

 

Por qué a los padres les encanta

 

Las familias que se han alojado en Palmaïa se han sentido tan inspiradas por lo que hacemos aquí con los más pequeños, que tan pronto han regresado a sus casas, han trasladado a sus hijos a escuelas Waldorf. ¡Ese es el gran impacto que tiene en ellos!

Dentro del programa se realiza una charla de 1 hora todos los Viernes donde los padres reciben herramientas desde esta visión pedagógica y antroposófica, para que puedan implementarlas en casa. Además, gracias a toda la experiencia y sensibilidad que ya tienen nuestros profesores, han podido hablar con padres abiertos y receptivos cuando han surgido situaciones, lo que ha dado lugar a conversaciones muy interesantes, sugerencias de lectura y consejos.

Casi con incredulidad, los padres ven a sus hijos totalmente concentrados, interesados y dedicados a las actividades de Awen, hecho que les da a ellos la confianza de saber a sus hijos en buenas manos, mientras que obtienen el espacio y la tranquilidad necesarios para ellos concentrarse en sus propios viajes aquí en Palmaïa.

 

por Gabriela Castro Wedel

Categorías