Sound-Healing

¿Es la sanación con sonidos la mejor forma de sanación?

El sonido de los tambores te inunda como un caudal de agua fresca llegando a cada parte de tu cuerpo, sientes el latir de tu corazón al ritmo de la música, mientras tu pecho se abre para dar paso a la voz del alma al tiempo que comienzas a sentir una sensación de plenitud y grandeza nunca antes experimentada…

Un sentimiento de gratitud llena cada espacio de tu ser y te observas en completa unidad con el universo, que vibra contigo y a través de ti… Te sientes nuevo, recargado de energía, la música ha atrapado tus sentidos, te ha sanado y has crecido, reencontrándote con una versión reconfigurada de ti mismo.

Pues bien, aquello que has experimentado es conocido como sanación con sonido, una práctica que se remonta a la antigüedad, pasando por Australia, Egipto y Grecia, entre otras culturas, en donde el sonido cumplía un papel fundamental en la recuperación de las personas, teniendo como principal objetivo restablecer la armonía interna.

 

¿Qué es la terapia de Sanación con sonido?

La música es parte fundamental de nuestras vidas, incluso antes de nacer: Pensemos en una mujer embarazada cantando una canción de cuna para su bebé en el vientre… la dulzura y calidez en la voz, aún si las palabras no son comprensibles, serán transmitidas al bebé; la calma y la paz abrazan el alma y marcarán la vida de la persona.

Con esto en mente, hablemos un poco acerca de la tonificación vocal, que utiliza una serie de tonos que conectan con una zona determinada del cuerpo; este conocimiento en la sanación con sonido es de suma importancia ya que se debe usar el tono apropiado para permitir el acceso al punto o área a curar.

Curar con frecuencias y sonidos no es de sorprender si consideramos que el principio fundamental de la sanación con sonido, es el viaje del sonido mediante la vibración en cada objeto. Entonces, el ser humano, compuesto en su mayoría por agua, funciona como un conductor excelente para la propagación de las ondas sonoras de forma constante, lo cual es, cabe destacar, el esqueleto de los baños de sonido o Healing Sound Baths.  

 

¿Qué significa realizar un Healing Sound Bath?

Sumergirnos en un mar de sonidos y experimentar sus frecuencias durante su paso por cada una de nuestras células mientras el golpe del gong va llenando cada espacio de nuestro cuerpo durante este baño de sonido se convierte en una experiencia digna de compartirse.

Sound Baths son una experiencia de sanación en la cual la persona experimenta una inmersión completa en sanación con sonido, experimentando un “baño” de ondas de sonido provenientes de varias fuentes, incluidos instrumentos curativos como gongs, cuencos tibetanos, percusiones, cascabeles, campanillas de viento, diapasones e incluso la propia voz humana en las meditaciones guiadas.

Reproducir nuestra canción favorita en medio del caos vial para relajarnos y llevarnos a un estado más alegre cambiando nuestra frecuencia de baja energía (presentada a través de sentimientos como el miedo o la ira) a vibraciones más altas es una forma de sanación con sonido que realizamos de forma cotidiana.

La música y los sonidos permiten, entre otras cosas, reducir el estrés, la ansiedad, la depresión, aliviar la tensión, reducir los niveles de presión sanguínea, entre muchos otros beneficios. En ocasiones tenemos bloqueos energéticos, como en el ejemplo anterior, que tienen su raíz en el día a día, para lo cual se requiere generar o inducir una frecuencia que ayude a desbloquear estas energías. De esta forma seremos capaces de mejorar nuestra calidad de vida.

 

¿A qué se refiere la sanación con Tibetan Sound Healing?

Recordemos que el principio de la sanación con sonido es armonizar, inducir al ser a un estado de calma y paz, a hacer simbiosis con la naturaleza. Esto último se ve potenciado a través de los instrumentos y métodos utilizados: didgeridoos, tambores, cuencos tibetanos, flauta, diapasones, arpa entre otros; incluso podríamos decir, que usado con la correcta intención, casi cualquier instrumento puede utilizarse en el método de sanación.

Los cuencos tibetanos, cabe destacar, son uno de los instrumentos más utilizados en estas terapias. El canto de los cuencos desnuda el alma liberándola del sufrimiento terrenal y de las ataduras del mundo, conectando las energías con el orden cósmico.  

Tibetan Sound Healing, como también podemos encontrarlo, se basa en los sonidos creados a partir de estos cuencos , o también llamados guías. Estos cuencos tibetanos se crean de forma intencionada con una aleación de metales: oro, estaño, plata, mercurio, plomo, hierro y cobre, forjados artesanalmente, aunque en la actualidad también pueden encontrarse de cuarzo, un mineral ancestral nacido a partir de la magia del tiempo, el agua y la arena, por lo que su poder sanador queda fuera de dudas.

 

Do Sound Frequencies Heal?

El sonido es inherente a la existencia y por tanto a la sanación; en todo momento nos encontramos vibrando, nuestras pulsaciones mismas son prueba de ello; cuando resonamos con el ambiente o la música no se habla de forma figurativa. 

Esto es lo que sucede con la sanación con sonidose utilizan vibraciones externas para armonizar las internas, y dependiendo el método, se podría utilizarla voz humana de los sanadores a través de cánticos, tarareos, etc. sanación con sonido trabaja a través del entrainment o arrastre y la frecuencia de resonancia. El entrainment o arrastre es el proceso natural de un patrón rítmico, que induce a otros organismos a seguir el mismo ritmo, lo cual no es ajeno al ser humano -aplaudir al ritmo de la música es un claro ejemplo de ello-.

La música nos invita a realizar una acción al entrar en contacto con los sentidos: bailar al ritmo de las pulsaciones, meditar, tocar un instrumento, cantar o simplemente escuchar, complementando así el círculo de crecimiento y sanación.

El poder de la música en la sanación ha sido comprobado en distintas ocasiones, lo que ha llevado a la creación de diversos métodos con enfoques en distintos padecimientos que aquejan al ser humano, como el método Bonny, utilizado para mejorar la salud física y mental de los adultos mayores o bien, el método Nordoff-Robbins, especializado en problemas de aprendizaje, personas en el espectro autista, entre otras.

Del mismo modo, existen ramas especializadas en la sanación con mayor enfoque espiritual como lo son las frecuencias Solfeggio, utilizadas por monjes gregorianos y en los cantos sánscritos, las cuales actúan de forma tan completa y profunda que logran equilibrar las energías del ADN, sanando al ser a profundidad. Es por esta razón que se ha utilizado principalmente en terapias de sanación de relaciones de pareja, lidiar con el miedo o el cambio, calmar la ansiedad, ayudar con la depresión crónica además de empoderar al ser e incluso impulsar el despertar espiritual en sintonía con el cosmos.

Sin embargo, lo más importante a tomar en cuenta al realizar cualquier terapia musical o terapia de sonido, en general, es tener en mente el propósito con el que se realiza, pues si no existe una intención de por medio no se aprovechará al máximo todos los beneficios que estas terapias pueden brindarle.

Iniciar e incorporar estas técnicas de sanación desde temprana edad es altamente recomendado ya que puede ayudar a la identificación y control de emociones en los niños, haciéndolos conscientes de su entorno y de sus capacidades, tanto intelectuales como espirituales. 

En Palmaïa buscamos crear un acercamiento inicial a través de la música pentatónica entre otras técnicas, sin embargo, es en momentos de silencio cuando nos encontramos en el momento más poderoso, pues podemos escuchar el latir del corazón y hacer consciente la respiración y de esta forma entrar en sintonía con frecuencias de alta vibración, armonizando mente y cuerpo, lo cual beneficia grandemente al niño.

 

Sin duda, las técnicas de sanación con sonido abren la puerta al descubrimiento de una nueva forma de vida, más libre y equilibrada, en un mundo en constante cambio.

 

Por Karen Ojeda